POR FIN

El hombre acomodó su reposera distraídamente en el patio. Sostenía el libro con la otra mano, mientras pensaba en que por fin podría sentarse a leer, harto como estaba de su…